jueves, 26 de mayo de 2016

SME mantiene plantón en Huauchinango para exigir indemnizaciones

SME mantiene plantón en Huauchinango para exigir indemnizaciones


Huauchinango, Pue.- Integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) cumplieron 10 días de plantón frente a la subestación de Zacamila ocupada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en demanda de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pague 15 mil 339 “indemnizaciones” con lo que finalizarían su relación de trabajo con la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC) y se desistirían de las demandas laborales que plantearon.

Decenas de afiliados al SME llegan desde las siete de la mañana y se retiran a las cinco de la tarde, colocan algunas cartulinas para informar de sus peticiones e instalan lonas para guarecerse del sol que cae a plomo y, sin interrumpir los trabajos de los empleados de la CFE, los electricistas hablan de su lucha, almuerzan y comen, algunos en compañía de su familia o de algunos visitantes a veces inesperados.    
Miguel Márquez Ríos, miembro del Comité Central del sindicato indicó que desde hace varios meses abrieron 14 mil 300 cuentas bancarias en Banorte, debido a que “es el único banco que accedió a hacer tratos con el SME” y están pendientes 833 cuentas de ex trabajadores que no han cumplido con los requisitos para aperturarlas debido que no están en la región, esta es una exigencia que el gobierno federal les hizo, para depositar el dinero de la indemnización.
Márquez Ríos indicó que se han cumplido tres de los cuatro puntos del “Memorándum de Entendimiento” que firmaron con el gobierno para terminar con el conflicto que inició en octubre de 2009, cuando la administración de Felipe Calderón decretó la extinción de Luz y Fuerza y los echó a la calle. Ahora sólo falta el pago de las indemnizaciones y con ello se concluiría la relación de trabajo.
Explicó que es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a través del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), la instancia que debe realizar las transferencias económicas a los trabajadores a las cuentas bancarias entregadas y, en el momento en que ellos reciban el dinero, “nos desistiríamos de las demandas”, condicionó.
Reiteró que el plantón es para demandar ese pago, porque los que corresponden a la entrega de las plantas de generación de electricidad ya se cumplieron, e incluso ya están siendo operadas por agremiados al SME, a través de la empresa Fénix; de igual forma se cumple con la compra y venta de la energía y ya se entrega lo pactado, es decir, los ciclos combinados de 1 mil 700 megawatts.
Recordó que se está en la pugna para poder vender 400 megawatts que se están produciendo en las hidroeléctricas como Necaxa y de acuerdo a lo que indica la Reforma Energética.
Reconoció que al SME ya le fueron entregados nueve predios pactados, por lo que solamente faltan las indemnizaciones, pero aseguró que ya se abrió la negociación con representantes del gobierno de Enrique Peña Nieto y su Comité Central.