miércoles, 30 de noviembre de 2011

ASÍ TAMBIÉN LLORA MI PATRIA


Cuando veo el dolor de aquellos que han perdido a un ser querido en esta estupidez de espuriato, doy gracias porque conocí a AMLO y porque FeCal me robó mi voto. Agradezco ambos hechos a la par: porque me permitió despertar mi conciencia dormida, porque el fraude fue el bofetón que me hizo reaccionar, porque no me arrepiento de mi camino recorrido como parte de esta lucha, ni de las personas que he conocido, muchas de ellas valiosas para mi crecimiento como ser humano.

También agradezco haber hecho conciencia sin tener que haber perdido mi trabajo, o llorar lágrimas por la pérdida de un ser querido, pero ni así canto victoria: hoy me toca a mí tender la mano a otros y dar voz a través de lo que documento. Mañana yo puedo necesitar de un hombro para llorar, un abrazo de consuelo o incluso que alguien sea mi voz... yo también puedo convertirme en un "daño colateral".

Solo espero y también deseo (y en ello trabajo) para que México se levante y resurja antes de que el tiempo de verdad nos alcance y que termine de despertar su espíritu dormido.

Imágenes: July Klug, la madre que llora por su hijo, un "daño colateral" más de este espuriato de porquería.